Vithas Hospital La Salud

Vithas Hospital La Salud

Cita online

958.001.464

  • Otorrinolaringología ORL

    Amígdalas

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Amígdalas

  • Si el problema son las amígdalas, no esperes más

La adenoamigdalectomía es una solución sencilla que consiste en la extirpación de adenoides (vegetaciones) y amígdalas. Con  esta  sencilla  intervención el dolor, las inflamaciones e infecciones de garganta y oído, la dificultad para comer, respirar y los ronquidos pasarán a la historia. Tras un postoperatorio de 3 a 7 días, la mejoría clínica suele ser espectacular, desaparecen todos los síntomas y problemas sin provocar déficit inmunitario. Con  esta  sencilla  intervención la  amigdalitis de tu hijo será historia.

  • Amígdalas y Amigdalitis

Las amígdalas son una masa de tejido a ambos lados de la garganta. Ellas retienen las bacterias y los virus nocivos que entran por la garganta, y fabrican anticuerpos que ayudan a luchar contra las infecciones.

La amigdalitis aparece cuando las amígdalas se infectan e inflaman. Si le pides a tu hijo que abra bien la boca y le observas la garganta con una linterna, es posible que veas que tiene las amígdalas rojas, o bien recubiertas de una secreción blanca o amarilla. Éstos son, también, otros de los síntomas de la amigdalitis:

-Dolor de garganta.

-Dolor y molestias al tragar.

-Fiebre.

-Ganglios linfáticos del cuello inflamados.

Pero las amígdalas engrosadas o inflamadas son normales en muchos niños y pueden reducirse por sí mismas con el paso del tiempo. Es posible que no sepas evaluar si las amígdalas de tu hijo están o no infectadas, de modo que no te dejes llevar por tu propia apreciación. Si sospechas que tu hijo puede padecer amigdalitis, llama al pediatra. Los dolores e infecciones de garganta recurrentes también son un buen motivo para llevarlo al médico, quien puede creer conveniente solicitar que le hagan un cultivo de secreciones faríngeas para descartar o diagnosticar una inflamación de garganta.

  • La amigdalectomía intracapsular

Es una variación en la técnica tradicional de la amigdalectomía. Este procedimiento consiste en extirpar la parte de tejido inflamado de las amígdalas, dejando una fina capa de tejido sin extirpar con el fin de proteger los músculos subyacentes de la garganta. Con esta técnica, la recuperación es mucho más rápida porque los niños sienten menos dolor, no necesitan tomar analgésicos tan fuertes y se muestran más dispuestos a comer y beber. Además, el riesgo de sangrado después de la cirugía es mucho menor que cuando se practica una amigdalotomía convencional y se reduce considerablemente la posibilidad de una nueva inflamación o infección ya que no se extirpan las amígdalas en su totalidad.

  • ¿Qué es la amigdalectomía?

La amigdalectomía es el procedimiento quirúrgico que consiste en extirpar las amígdalas. Es posible que tu pediatra te recomiende una amigdalectomía si tu hijo presenta uno o varios de los siguientes síntomas:

-Amigdalitis o inflamaciones de garganta persistentes o recurrentes.

-Amígdalas inflamadas que dificultan la respiración.

-Dificultad para comer carne o alimentos que requieren masticarlos.

-Ronquidos que podrían afectar sus actividades cotidianas.

Las cirugías, por sencillas que sean, suelen asustar tanto a los niños que tienen que someterse a ellas como a los padres. Una explicación previa y sencilla acerca del procedimiento nos ayudará a la hora de enfrentarnos a esos miedos. Durante la amigdalotomía, ocurrirá lo siguiente:

-Le administrarán a tu hijo anestesia general. Esto significa que la intervención se realizará en un quirófano, de modo que el anestesista pueda controlar el estado de tu hijo.

-Tu hijo estará dormido durante alrededor de 20 minutos.

-El cirujano accederá a las amígdalas a través de la boca abierta del niño, sin necesidad de hacer ninguna incisión en la piel externa de la garganta.

-El cirujano extirpará las amígdalas del niño mediante una serie de pequeñas incisiones y luego cauterizará los vasos sanguíneos.

-Tu hijo se despertará en el área de recuperación. En la mayoría de los casos, el tiempo total de permanencia en el hospital oscila entre 5 y 10 horas. Sólo en casos muy concretos, en el Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud se individualiza cada caso, puede ser recomendable que el niño pase la noche en el hospital para estar en observación.

El período de recuperación tras una amigdalectomía suele ser de una semana o poco más, durante las cuales se experimentan molestias debido a la exposición de los músculos de la garganta después de extraer las amígdalas. Esto puede repercutir sobre la capacidad de tu hijo para comer y beber, durante ese breve periodo.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.