Vithas Hospital La Salud

Vithas Hospital La Salud

Cita online

958.001.464

  • Cirugía vascular

    Cirugía Vascular

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Cirugía Vascular

  • La Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) es el resultado de la dificultad del retorno venoso desde las extremidades inferiores.

Sus síntomas característicos son la pesadez de piernas, dolor, calambres y sensación de cansancio y la manifestación física más importante es la presencia de varices.

La cirugía de las varices es el método terapéutico más eficaz y de mejor pronóstico para aliviar el dolor, mejorar la circulación venosa y la apariencia de la pierna.
No esperes más y di adiós a tus varices.

  • Unidad de Cirugía Vascular Granada

Dicha unidad cuenta con una amplia experiencia sanitaria en el tratamiento de las varices de las extremidades inferiores. En la Unidad de Cirugía Vascular del Hospital Vithas La Salud dan solución a cualquier tipo de patología vascular, tales como aneurismas, enfermedad cerebrovascular, úlceras, pie diabético, trombosis venosas, claudicación intermitente…

  • Definición y síntomas

La IVC es el cuadro clínico ocasionado por la dificultad del retorno venoso desde las extremidades inferiores.

El cuadro clínico es variado e incluye pacientes sin síntomas evidentes y pacientes con síntomas característicos, como la pesadez de piernas, dolor, calambres y sensación de cansancio, que mejoran con la elevación de las piernas, y el frío, empeorando con la bipedestación y el calor. La manifestación física más importante es la presencia de varices. En los estadios más avanzados pueden llegar a producirse cambios en la coloración de la piel e incluso úlceras.

  • Diagnóstico

La exploración física suele ser suficiente para establecer el diagnóstico, sin embargo en determinados casos es aconsejable realizar pruebas complementarias, entre estas destaca el eco-doppler.

  • Tratamiento

La cirugía de las varices es considerada el método terapéutico más eficaz y de mejor pronóstico, aunque no siempre está indicada y puede no ser suficiente. En estos casos se dispone de un gran arsenal terapéutico con el que conseguir la prevención, el control evolutivo y evitar las complicaciones de la enfermedad. Entre estas  otras destacan las medidas higiénico –dietéticas, el empleo de medias de compresión, fármacos venotónicos, escleroterapia...

  • Stripping

La extracción de las venas enfermas o stripping es una operación que consiste en la eliminación completa de la red venosa enferma, mediante la extracción del mayor número de varices posibles. Esta operación se realiza con venas varicosas de tamaño medio-grande y requiere de la realización de pequeños cortes. En este tipo de operaciones se utiliza anestesia regional. Al terminar la operación, el paciente necesitará permanecer unas horas ingresado. Desde el día siguiente a la cirugía ya se puede y se debe empezar a caminar.

Los objetivos que se persiguen al extraer las venas varicosas en su totalidad son:

-Aliviar el dolor.

-Optimizar la circulación venosa.

-Mejorar la apariencia de la pierna.

Los riesgos de esta operación son reducidos ya que usualmente se realiza a personas que gozan de un buen estado salud. No obstante como cualquier otra intervención conlleva unos riesgos controlados que dependen de cada caso y de cada persona. Los  especialistas del Hospital Vithas La Salud estarán encantados de aclararte, asesorarte, aconsejarte, … sobre tu caso.

Tras la intervención los pacientes pueden experimentar síntomas genéricos de cualquier intervención que requiere uso de anestesia y específicos de este tipo de cirugía como: reacciones alérgicas, sangrado, inflamación, infección, hematomas, recurrencia de venas varicosas o lesiones nerviosas.

Para controlar la inflamación y el sangrado y promover la cicatrización de las heridas quirúrgicas, las zonas tratadas se vendan con vendas elásticas hasta la retirada de los puntos cutáneos.

A aquellos pacientes a los que se ha realizado esta cirugía, se les prescribe un leve analgésico para aliviar el dolor postoperatorio, un antiinflamatorio y un anticoagulante, durante un periodo corto de tiempo. La recomendación más importante en este período es la de realizar de 10 a 12 caminatas cortas cada día, de una duración aproximada de 5 a 10 minutos.

Después de esta operación, la mayoría de los pacientes son capaces de regresar a sus actividades habituales diarias después de 7-10 días de recuperación.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.